Desalmados envenenan perros al norte de Toluca

La autoridad municipal de Toluca llamó a la población a denunciar cualquier tipo de maltrato hacia los animales, pues al ser considerado un delito la condena puede ser hasta de seis años en prisión. La mejor forma de controlar la sobrepoblación de perros y gatos es a través de la esterilización.

Lo anterior, luego de que esta tarde en el Fraccionamiento Galaxias Toluca, al norte de la capital, un total de siete perros sin hogar murieran como consecuencia de tragar cebos envenenados.

El titular del Centro de Control y Bienestar Animal de Toluca, Emmanuel Pedraza Reyes, informó que una publicación en redes sociales y una llamada a las instalaciones alertó sobre los hechos.

Una vez en el lugar, personal se encontró con seis canes sin vida y uno más con signos vitales, mismo que fue trasladado a las instalaciones para brindarle atención médica, desafortunadamente no sobrevivió.

De acuerdo con la dependencia, al realizar una primera exploración en el lugar se descartó la presencia de más cebos que pusieran en riesgo a la población infantil principalmente.

La autoridad municipal consciente de que la sobrepoblación animal es un problema latente, este no se soluciona matando sobre todo bajo este esquema, que además de cruel no es ético, daña al medio ambiente y pone en riesgo la salud de las personas.

El Código Penal del Estado de México señala que este tipo de conductas se castigan con una pena de hasta seis años de prisión y multa de 50 a 150 días de salario mínimo vigente en la entidad.