Maltrato animal no debe ser justificado ni minimizado

0
72

La indignación que los seres humanos sienten frente a la violencia hacia los animales es un reflejo de empatía y compasión. Su sufrimiento y muerte nos recuerda la importancia de proteger y respetar todas las formas de vida, afirmó la catedrática de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), Ana Dolores Díaz de la Vega, en su artículo “La crueldad hacia los animales y la urgencia de reconectar con nuestra empatía”.

En el número actual de la revista Universitaria, Dolores Díaz explicó que los animales se han convertido en soportes emocionales valiosos para la sociedad actual, sin embargo, aún existen críticas que consideran como exagerado el enojo que produce el maltrato animal, que no puede ser justificado ni minimizado, ya que es un tipo de violencia que refleja falta de empatía y respeto hacia cualquier ser vivo en situación de sensibilidad.

La mirada ética hacia los animales implica tratarlos con consideración, evitar su sufrimiento y respetar su integridad. En este sentido, no juzgar el enojo que surge ante el maltrato animal como algo irracional demuestra la capacidad de conectar con la esencia más noble de los seres humanos, la cual se manifiesta en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Finalmente, Díaz de la Vega afirmó que la denuncia social es un llamado a cultivar la empatía y el cuidado hacia todas las criaturas, reconociendo que la humanidad está intrínsecamente ligada a la forma en que tratamos a los seres que son distintos a los seres humanos.
Para leer el texto completo y conocer esta propuesta solo hace falta dar clic en: https://revistauniversitaria.uaemex.mx/article/view/23068/17203