Jesús Frieventh, guardián de fauna silvestre y egresado UAEMéx

0
95

“El trabajo con animales es muy bonito, te llena mucho el trabajar por la conservación de la fauna, el esfuerzo que se hace por mantener e impactar en las poblaciones silvestres, así como cumplir con la conservación, la educación, la investigación y la rehabilitación de cada uno de ellos”, resaltó Jesús Leoncio Frieventh Mondragón, quien labora en el Parque Ecológico Zacango, egresado de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

Después de cursar la preparatoria con compañeros dedicados a la crianza de los bovinos, Jesús Frieventh encontró en la Licenciatura de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Autónoma mexiquense una gran oportunidad para compartir su devoción hacia la vida silvestre, convirtiéndose en el primer alumno en realizar su servicio social en el Parque Ecológico Zacango, en 1984, donde se desempeñó en el área de animales carnívoros y zona africana hasta el año 1993.

Es a partir del año 2005 que se involucró más en el manejo general de la fauna, donde encontró un gran cariño con los animales a partir de la convivencia con ellos al atender a sus necesidades, su alimentación y reproducción, así como el seguimiento diario de su salud y bienestar dentro de esta zona de preservación animal.

Es por ello que hasta el día de hoy, como médico veterinario zootecnista, Frieventh Mondragón se encarga de coordinar actividades administrativas, de mantenimiento y atención a las especies de estos espacios naturales, buscando garantizar su salud integral a través de monitoreos, nutrición y medicina preventiva, la cual, comentó, es sumamente importante para evitar problemas de salud en cada animal y les permite gozar de un bienestar integral dentro del zoológico.

Es dentro de las actividades de servicio médico que se hace uso del condicionamiento operante, el cual es una herramienta que ha permitido entrenar a los animales para que las técnicas de intervención sean lo menos invasivas posibles, cumpliendo con los principios bioéticos que procuran la integridad física y tranquilidad de la fauna.

Además, Jesús Frieventh también ha participado en programas de conservación de algunas especies, como el lobo gris mexicano, del cual ya se logró la liberación de uno en su hábitat natural, el águila dorada, el cóndor de California y el mono araña, así como la reproducción de algunas especies, significando una gran satisfacción tanto en su vida profesional como personal.

“Actualmente, contamos con crías