Implulsa UAEMéx estudio contra células cancerígenas

Trabajar con plantas capaces de inhibir células cancerígenas para la producción de fármacos como tratamientos es uno de los objetivos que persigue Leticia Buendía González, investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

A través de su proyecto “Fraccionamiento de extractos de hojas de prosopis juliflora y vachellia farnesiana”, financiado por el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt), realiza -junto a su equipo- extractos de las hojas de mezquite y huizache, permitiendo combatir células ocasionadas por el cáncer cervicouterino y cáncer de pulmón.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México el cáncer cervicouterino y cáncer de pulmón ocupan los primeros lugares en muerte por cáncer. “Actualmente, los tratamientos aplicados afectan células sanas del sistema inmunológico. Buscamos alternativas que disminuyan o eliminen el daño, en este caso, el fraccionamiento de extractos”, comentó la Doctora en Biotecnología.

El primer paso es la recolección de las plantas ubicadas en el centro y norte del país, después se extraen los compuestos con el uso de solventes, como agua y alcohol y, posteriormente, se estudia su reacción frente a las células cancerígenas. “Debido a la diversidad de extractos que podemos obtener con los solventes, fraccionamos hasta identificar cuáles son las propiedades que actúan efectivamente”, explicó Buendía González.

La obtención de los compuestos está relacionada directamente con los estímulos del ambiente. Los factores estresantes como bacterias, virus y hongos, así como factores abióticos como altas temperaturas, nutrientes deficientes en el suelo durante el crecimiento de las plantas, pueden afectar el proceso. Por ello, Leticia Buendía González y su equipo, desde la Facultad de Ciencias, aplican cultivos in vitro. “Controlamos las condiciones ambientales y participamos en la preservación de dichas especies, al evitar su sobreexplotación”.

Los resultados han sido favorables. Ahora el nuevo reto de la investigación es continuar. “Este proyecto nos abre un camino para la creación de un fármaco; sin embargo, es necesario seguir apostando a la investigación para dar solución a problemáticas actuales. Comprometernos con la ciencia significa mejorar nuestros niveles de vida”, enfatizó Buendía González.

Finalmente, invitó a las generaciones jóvenes de investigadores mexiquenses a buscar una profesión que les apasione, divierta y permita innovar alternativas para el tratamiento de enfermedades que afectan a diversas personas.