Un exceso, que podría ser un delito los “ponchallantas”

Por Lic. Juan Carlos Gonzalez Diaz, Presidente del Foro de Abogados Progresistas del Estado de México; A. C.

El tema de los “ponchallantas”, colocados en el circuito exterior mexiquense en la caseta conocida como las “americas”, ha puesto en el debate la legalidad de dicha acción por parte de la concesionaria de la autopista.

Esto, porque más allá de lo ilegal que es no pagar el derecho por utilizar dicha caseta, considero que es un exceso de la concesionaria estropear los vehículos de las personas que lo hacen, ya que incluso puede tratarse de un delito que estuviera cometiendo, en contra de los propietarios de dichos automotores que “osen” no pagar la cuota en la caseta, como seria el de daño en los bienes, delito previsto y sancionado por el Código Penal del Estado de México en su articulo 309 el cual establece: “Comete este delito el que por cualquier medio dañe, destruya o deteriore un bien ajeno o propio en perjuicio de otro”. (Código Penal del Estado de México).

Esto en razón de que dicha concesionaria, no puede hacerse justicia por su propia mano, ya que, si alguien no paga la caseta de cobro, la concesionaria no puede estropear los bienes, en este caso los neumáticos de los vehículos de las personas que no pagan dichos derechos por acceder a la autopista, ya que se estaría ante el delito de daños en los bienes, cometido en agravio de los propietarios de dichos vehículos y en contra de quien resulte agraviado. Por lo que, puede acudir el propietario del automotor con el agente del ministerio público más cercano a dicha caseta e iniciar su carpeta de investigación por dicha conducta antisocial.

Con esto, no quiero decir, que el que esto escribe este de acuerdo en que algunas personas pretendan no pagar por el acceso a dicha autopista, ya que ello también pudiera considerarse como una falta e incluso también podría ser u delito evadir el pago, y podrían también ser presentados ante la fiscalía más cercana las personas que pretendan burlar dicho pago.

Lo cual, en un debido estado de derecho, es lo que debería acontecer en este asunto, para ambas partes, que tanto la concesionara presente ante la autoridad competente a las personas que pretendan no pagar los derecho de acceso a la autopista, y no solamente, como sucede a partir del dieciocho de enero, que dicha concesionaria anuncio que empezarían a funcionar dichos implementos conocido como “ponchallantas”, y sin más, ni más, tomar la administración de justicia en sus manos, y empezar a dañar los vehículos que no paguen los derechos de la autopista.

Resulta paradójico, que las autoridades como es, la Secretaria de Movilidad y Comunicaciones del Estado de México; no ha hecho mención alguna y ha permitido el exceso de dicha medida por parte de la concesionaria, así como el Secretario General Gobierno de la entidad, tampoco ha dicho nada, mucho menos el presidente municipal de Ecatepec, ¡autoridades estas! que se supondría tendrían que ya haber intervenido para detener esta desproporción por parte de “Aleatica” antes “OHL”.

A la fecha, los únicos que se han manifestado en contra de dicha medida, son los diputados de la fracción de morena de esta legislatura, a través del diputado Faustino de la Cruz Pérez, quien ha exigido que se sustituya por otro tipo sanciones, como fotomultas o que se detengan inmediatamente los vehículos que eviten el pago. (La Jornada Estado de México 20/ene/22), como aquí se propone también.

En conclusión. ¿Lo que tendría que hacer la concesionaria si considera que se está cometiendo un delito o una falta? Es poner a disposición de la autoridad competente a los infractores que no paguen dichos derechos por usar la autopista de referencia, y no pretender por exigir un derecho, cometer un ilícito, lo que en un estado de derecho no lo pueden permitir las autoridades, que para eso se supondrían están.