Ley de salarios máximos en Edoméx ¿Hasta cuándo?

Por: Juan Carlos González Diaz, Presidente del Foro de Abogados Progresistas del Estado de Mexico; A. C.

¿Qué aprendizaje deja para los legisladores, gobernador, altos funcionarios del ejecutivo y los magistrados del poder judicial, todos del Estado de Mexico, el “affaire”  Santiago Nieto?, exjefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, tras su polémica boda en Guatemala, mismo que ha decido de “mutuo-propio” dejar su encargo, ante el vendaval de críticas tras su controversial boda, y en la que el propio mandatario del país Andrés Manuel López Obrador ha dejado muy claro y de manera contundente que las extravagancias, excesos, no serán permitidos en su administración, en un país con tanta desigualdad social.

Pero parece que al Estado de México esa información no ha llegado, y sigue plagado de excesos tanto en el ejecutivo, legislativo y del poder judicial, no se diga en los ayuntamientos, en los salarios y percepciones extraordinarias que obtendrán este fin de año, como aguinaldos, prima vacacional y bonos, que recibirán el gobernador de la entidad, los legisladores y los magistrados del PJEM, así como algunos presidentes municipales, síndicos y regidores.

Los propios regidores tienen unos sueldos que no van en proporción con la pobreza de los municipios para los que fueron elegidos, ahí tenemos entre alguno otros los casos de Temoaya, Otzolotepec, Tlalmanalco, Jiquipilco, Zinacantepec, etc., municipios con ascendencia indígena y que contrario a ello, sus autoridades son de las mejores pagadas en la entidad en relación con el mismo puesto ante otros municipios con menos desigualdad social.

Tal parece que la entidad fuese un reducto ajeno a la federación, ya que sus sueldos no se ajustan a la pobreza y marginación que sufre la mayoría de la población. Con sueldos indignantes para la mayoría. Pareciera que es una entidad federativa de otro país desarrollado, donde la pobreza y marginación de alrededor de la mitad de su población es algo “irreal” que no sucede, en donde su clase alta gobernante tiene sueldos “que ni Obama tendría”.

Un ejemplo clarísimo de ellos son los salarios y aguinaldos con los que se servirán los poderes de la entidad, es decir el Ejecutivo, Legislativo Y Judicial y sin dejar de lado los ayuntamientos como se ha señalado.

Así vemos, que quienes se llevan las palmas de oro por lo elevado de sus percepciones, son los magistrados del Poder Judicial del Estado de México; donde su presidente tiene una percepción neta de 194 mil 419 pesos, además agregue usted amable lector que por concepto de aguinaldo, prima vacacional, gratificación por convenio y reconocimiento a servidores públicos recibirán la cantidad de 447 mil 842 pesos (http://documentos.pjedomex.gob.mx/documentos/archivos/2021/08/671620210830184744.pdf).

Según un estudio del CONEVAL Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social al año de 2020, el Estado de Mexico contaba con el 48.9 de población en situación de pobreza, es decir casi la mitad de su población. En esa misma relación tenemos que el 8.2 de la población está en pobreza extrema. (https://www.coneval.org.mx/SalaPrensa/Comunicadosprensa/Documents/2021/COMUNICADO_009_MEDICION_POBREZA_2020.pdf).

Pero esos datos parecen que no hacen mella, y estos tendrá una navidad muy abundante, mientas casi la mitad de la población se conformará con llevar a sus casos lo más mínimos. ¿Cabe preguntar hasta cuando los legisladores aprobaran una ley a fin de detener estos excesos en la entidad, así como en el propio legislativo? ¿Hasta cuándo una ley de salarios máximos en la entidad? ¿Hasta cuándo?

* Fotografía tomada de internet.