Juicio moral, apuesta de la “4T”; consulta para juzgar a expresidentes

Por: Juan Carlos González Díaz, Presidente del Foro de Abogados Progresistas del Estado de México, A. C.

El próximo primero de agosto, es una fecha histórica para el pueblo de México, por la consulta, ¿para saber si se debe llevar juicio a los expresidentes?. CARLOS SALINAS DE GORTARI, ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEON, VICENTE FOX QUEZADA, FELIPE CALDERON HINOJOSA y ENRIQUE PEÑA NIETO, y que habrá de realizarse en nuestro país. Histórica por que es algo que jamás se pensó sucedería, histórica porque el pueblo de México tendrá la oportunidad de poner en el banco de los acusados a los expresidentes, histórica porque es el inicio de una nueva formar de exigir cuentas a los expresidentes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, si bien ha dicho que el no participara en dicha consulta, ha hecho especial énfasis en que se realice, y que la gente participe como un ejercicio importante, no solo legal, sino moral, a fin de que no vuelva suceder una situación tan lamentable como en el pasado.

Al hacer énfasis en lo moral, dicho sea de paso por el propio presidente de la república dijo:: “Reiteró que no participará en el proceso porque “hay que ver hacia adelante”, pero sostuvo que “es inédito, democrático, que tiene mucha fortaleza política y sobre todo moral. No es un asunto sólo jurídico, es condenar a malos gobiernos y ayudar a la no repetición”.(La jornada 10/Jul./21).

Es por ello, que el presente artículo pretende abordar, no propiamente las consecuencias legales que tendrá esta consulta, sino las morales, habida cuenta que la oposición minimiza este libre ejercicio de la ciudadanía para que se juzguen a los expresidentes.

Algo que les parece que no es necesario, que la ley se debe de cumplir,  pero esta oposición, sabe perfectamente que el señalamiento que se va hacer de ellos moralmente, es un paso muy duro para responsabilizarlos por la penosa situación que este país vivió y que hoy todavía tiene consecuencias en los económico, social, laboral, seguridad, etc. Es por ello que tratan de minimizar el que la gente asista a votar, más allá si se logra o no vincular a dichos exmandatarios, ya que se necesita que al menos 40 por ciento de la votación nominal participe, para que la determinación de llevar o no a los expresidentes a juicio tenga efecto.

Por principio de cuentas, el que se realice dicha consulta tendrá los siguientes efectos en lo moral.

-Es un importante paso para los mexicanos ejerzan su derecho a manifestarse mediante una consulta para establecer si los expresidentes debe ser juzgados.

-Estigmatizar el pasado neoliberal a través de esta consulta que tanta daño dejo en lo económico, social, laboral, seguridad, etc.

-Recriminación moral por el pobre desempeño de estos gobernantes durante más de 30 año de neoliberalismo.

-Además de jurídico, un proceso político en donde la gente saldrá a votar y pedir justicia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, apuesta al castigo social, que es algo que la oposición sabe, y la propia oligarquía política y económica que se ha beneficio en estos años, por ello, estos quieren minimizarla, sabiendo de antemano que realizar la consulta es una gran derrota para el PRIAN, porque dejara en claro que son parte de una historia que los mexicanos no quisieran volver a repetir. Esa es la gran apuesta de la “4T” rumbo a la elección presidencial de 2024, recordar que es lo que no queremos no vuelva a pasar en México.