UAEMéx celebra 195 años de historia… ¡Y lo que falta!

0
143

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) invita a la comunidad a festejar los 195 años de la fundación del Instituto Literario, que se celebran este 3 de marzo.

Por esta fecha es que los rectores y antes directores del Instituto rinden su informe este día, frente a la comunidad.

Para los universitarios conocer el origen de la universidad es de vital importancia ya que surge a partir de la idea de “democratizar” la educación.

Los orígenes de la UAEMéx comienzan en Tlalpan en la Ciudad de México en 1828, cuando la entidad aún pertenecía al territorio mexiquense.

Un año antes de su creación se promulgó la Constitución del Estado de México que estableció fundar un Instituto que diera clases de todos los niveles de educación, lo más importante que todos los municipios debían enviar a un niño indígena para que estudiara cargando con todos los gastos; recordar que en ese tiempo la educación era exclusiva para hijos de españoles y mestizos.

En 1830 derivado de la separación de la Ciudad de México del estado, se decide que Toluca albergará al Instituto Literario, primero se instala en el Convento de La Merced, lo que permite una influencia de la iglesia en la educación, al punto de que los primeros directores son presbíteros.

Se daban clases desde primaria hasta estudios profesionales, principalmente Derecho, con el objetivo de formar ciudadanos que dirigieran la nación o cualquier nivel de gobierno; además se impartían clases de Inglés, Francés, Lógica, Dibujo, Latín, Griego y Alemán.

Debido a la demanda de educación fue necesario buscar un lugar definitivo para el Instituto, y entonces la familia Serrano dona el terreno donde se encuentra Rectoría, pero en ese entonces era un Beaterio que se utilizaba como escuela para niñas indígenas y españolas, las cuales se trasladaron a otro lugar.

Fue hasta 1900 se inauguró el edifico del Instituto Literario con la fachada que hoy conocemos, el resto de la construcción se realiza en la época Porfirista, conservando la misma imagen hasta nuestros tiempos.

A pesar de que el proceso de construcción tardó más de 30 años, tanto por la guerra de la Independencia como por la invasión de Norteamérica y Francesa, esto no desestabilizó el objetivo del Instituto Literario que era brindar educación a todos.