«Terminar con Cabildo subyugado en Toluca, la meta»

0
75

“No me van a callar”, advierte décimo primera regidora de Toluca, Leticia Sánchez Álvarez, tras apagarle el micrófono por segunda ocasión, durante sus intervenciones en sesión de Cabildo.

Es evidente que la crítica y el posicionamiento de la edil con respecto a las acciones del presidente municipal, Raymundo Martínez Carbajal resultan molestas, sobre todo, porque la morenista ha sostenido esta postura desde inicios de la administración, siendo la única integrante del Cabildo que se opuso al aumento del impuesto predial del 10 por ciento para el próximo año.

También ha dado a conocer los gastos de remodelación que realizó Martínez Carbajal en las oficinas de la Presidencia Municipal, y en múltiples ocasiones exhortado a conducir la administración con austeridad.

Fue en la sesión del viernes pasado que el posicionamiento de Leticia Sánchez Álvarez, incómodo al alcalde al punto que ordenó apagarle el micrófono argumentando que la regidora había excedido el tiempo de 5 minutos de participación, ello, cuando exponían en asuntos generales.

Precisamente la edil realizó una crítica a la administración que encabeza el priísta asegurando que se está violentando la ley al no llamar a sesiones ordinarias de Cabildo, evitando la participación de los regidores, sobre todo, de oposición.

De acuerdo con la décimo primera regidora desde el 7 de septiembre hasta el viernes 11 de noviembre no se había sesionado de manera ordinaria, es decir, todas las reuniones del Cabildo habían sido extraordinarias limitando su participación y llevando a estas los asuntos ciudadanos.

“Yo sólo exhorte al presidente municipal a darle el lugar que le corresponde a Toluca y ser un Cabildo de Altura, creo que mi posicionamiento no ha sido muy del agrado del presidente y de muchos regidores porque es la voz de la sociedad, seguiré haciéndolo no me van a callar”, expuso en entrevista.

Considero que mis intervenciones siempre son fundamentadas, yo represento a los ciudadanos, porque ellos nos pusieron en este cargo, lo dice el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, “el pueblo pone el pueblo quita”.

Sánchez Álvarez expresó que llevó ante la Contraloría del Poder Legislativo y ante el Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) el tema de la cancelación de sesiones ordinarias en casi dos meses, instancias que dictaminarán la correcta aplicación de la ley.

“No me van a callar así apaguen el micrófono me esforzaré por gritar, alzar la voz porque mi compromiso es con la sociedad toluqueña”, concluyó.