Advierten sabotaje a bodas gay en nuevo periodo legislativo

Organización LGBTTTIQ+ Fuera del Clóset planteó un sabotaje a la discusión de la iniciativa de Matrimonios Igualitarios en el Estado de México por parte de los integrantes de la Junta de Coordinación Política de la LXI Legislatura.

Ante el anuncio que realizó el presidente de la JUCOPO, Maurilio Hernández de que la iniciativa será discutida en comisiones el 23 de septiembre, declaración similar a las hechas en otras ocasiones, es que los colectivos dudan que finalmente se materialice esta discusión, debido a que los coordinadores de las distintas fracciones parlamentarias han mostrado un rechazo al tema.

“Las diputadas y diputados de la LXI Legislatura del Estado de México son a defensores de la homofobia en la entidad. Si no, ¿cómo entender su resistencia para reconocer el derecho al matrimonio igualitario en la entidad?”.

Una y otra vez, la Legislatura del Estado de México, particularmente, la Junta de Coordinación Política, bajo excusas, ha dado cátedra de lastimosa hipocresía, doble moral y argumentos ramplones para detener la dictaminación y votación ante el pleno de las tres iniciativas actuales sobre el tema.

Por ello, desde esta organización civil alzamos la voz para exigir a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales; de Procuración y Administración de Justicia y de Igualdad de Género, que emitan el dictamen correspondiente sin mayor dilación.

Reclamamos a los diputados Maurilio Hernández, Elías Rescala Jiménez, Enrique Vargas del Villar, Sergio García Sosa, Martín Zepeda Hernández y a la diputada, María Luisa Mendoza, que impulsen el tema, no como una concesión, sino como una obligación ciudadana para que salga adelante antes de finalizar el año.

Cabe recordar que el grupo parlamentario de Morena, que también estuvo coordinado por Maurilio Hernández en la pasada legislatura era mayoría y desaprovechó esa posición para aprobar el Matrimonio Igualitario, argumentando que buscaba un consenso, cuando la postura de partidos como el PAN y PRI es de rechazo al reconocimiento de los matrimonios gay.