“Manotazo en la mesa” por conflicto en Amanalco

La LXI Legislatura del Estado de México dará hasta el lunes de la próxima semana, a la alcaldesa de Amanalco, María Elena Martínez y al síndico, Miguel Ángel Lara, para que regrese la gobernabilidad al municipio, de lo contrario intervendrán nombrando un Consejo Municipal, así lo dio a conocer el presidente de la Junta de Coordinación Política, Maurilio Hernández González.

El diputado reveló que Morena y Movimiento Ciudadano ya están negociando posiciones dentro del ayuntamiento de Amanalco, para que se acabe la violencia que inició cuando la alcaldesa electa se unió a la filad morenistas, pese a llegar a dicha posición respaldada por MC, generando molestia entre la planilla ganadora, concretamente el síndico municipal quien asegura fue una traición para el perrito naranja, y l ciudadanía que la respaldó en las urnas.

“Nosotros no podemos ser ajenos ni omisos a lo que está pasando, ya se encuentran sentados en el salón de protocolos de la legislatura la alcaldesa y el síndico, ya tenemos un acuerdo platicado con la dirigente de Morena, la senadora Martha Guerrero y el de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, para evitar que el conflicto escale a una cuestión social”, reveló.

Señaló que como legisladores están pidiéndole a las partes que acuerden para garantizar la gobernabilidad del municipio, y tranquilidad a la población.

Expresó que tanto los partidos como los legisladores realizaron acuerdos, que han desconocido los actores directos en el municipio los rompen, de ahí que se abriera un espacio de la LX Legislatura, donde la mesa la preside el secretario de gobierno, Ernesto Nemer.

“Que se está acordando pues los espacios dentro del ayuntamiento, y yo les digo qué hay que encontrar un punto de equilibrio donde todos se cuentan representados, pero lo que realmente está en juego es la secretaria del ayuntamiento, la tesorería, obras y seguridad, pero nosotros entendemos que como un asunto de certeza jurídica y financiera es que estos espacios deben ser nombrados por la presidenta”, expresó.

Tras confirmar que el palacio municipal sigue tomado, a un mes de iniciar actividades, es que se les dio un ultimátum a las partes para que acuerden y empiecen a trabajar el próximo lunes; de lo contrario la Legislatura tomaría decisiones como desaparecer los poderes y nombre un Consejo Municipal, lo cual dudan termine con la violencia ya que se trata de un conflicto interno entre fuerzas.

Respecto a las 20 denuncias por agresión que presentó Morena, advirtió que éstas seguirán su curso y no están a negociación. Aunque el síndico, Miguel Ángel Lara es uno de los denunciados, comentó que tendrá que desestimar lo que se le está señalando, pero pedirán que no haya impunidad.