Meten denuncia contra edil de Toluca

Mario Alberto Hernández Cardoso, décimo regidor de Toluca, llega a Cabildo con averiguación previa pendiente TOL/LER/02/MPI/780/01651/21/11, por usurpación de funciones y fraude.

El edil morenista, quien presumió en la primera sesión de Cabildo, su experiencia municipal y exigió alcalde, Raymundo Martínez Carbajal conducirse con apego a la ley, transparencia y civilidad política, fue acusado por el exregidor, Arturo Chavarría Sánchez de realizar entrega de apoyos sociales durante la pasada administración, sin tener un cargo dentro de la misma, sólo con el fin de posicionarse políticamente con recursos públicos, hechos que desde su punto de vista constituyeron conductas delictivas.

Chavarría Sánchez advirtió desde el primer año de gobierno de la gestión de Juan Rodolfo Sánchez Gómez que el exmilitante del PT, hacía entrega de dádivas, sobre todo, en la zona norte a nombre de la administración, ser funcionario, sin embargo, esta labor política influyó para que se le incluyera en la planilla en la elección pasada, y hoy tenga un espacio dentro del Cabildo.

“Es necesario saber de dónde salieron los recursos que utilizó Cardoso estos tres años y que entregaba a nombre del ayuntamiento, eso es una usurpación de funciones, no es posible que realizará una campaña política con recursos públicos”, señaló.

Añadió que éste ha sido un modus operandi del hoy décimo regidor, Mario Cardoso como se le conoce, pues desde la administración de Fernando Zamora donde logró colocar a su mamá, María Esther Cardoso como décimo sexta regidora, bajo las siglas del PT, partido donde militó gran parte de su carrera política, realizaba la misma práctica de entrega de recursos sin pertenecer a la administración.

Posteriormente, y bajo el cobijo del Grupo Acción Política (GAP) y del ex secretario del ayuntamiento de Toluca, Ricardo Moreno Bastida se incorpora a Morena.

Y repite la misma acción de violencia política en razón de género, ahora con la novena regidora, Marité del Río Domínguez; de acuerdo con Chavarría Sánchez en múltiples ocasiones al interior de la administración denunció que era Hernández Cardoso quien operaba la regiduría e incluso solo le otorgaba una parte proporcional de su salario a la regidora.

“Él le argumentaba que como la había colocado como regidora se lo debía y de esta manera nunca desempeñó el cargo libremente, siempre bajo la sombra de Cardoso”, explicó.

Cabe mencionar que pese a que tiene una carpeta de investigación en curso, asumió el cargo de regidor, no obstante que desde el punto de vista de Arturo Chavarría esto era suficiente para inhabilitar al funcionario municipal.