Coacalco, para MORENA y aliados: TEPJF

Magistrados de la sala regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revirtió lo resultados obtenidos en la elección de Cocalco, dándole el triunfo a la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena-PT-Nueva Alianza, además de declare al priista, David Sánchez Isidoro inelegible. En la misma sesión se anuló la elección de Atlautla por considerar que la candidata priista, Carmen Carreño fue víctima de violencia política en razón de género.

En el caso de la elección de Coacalco fueron tres los argumentos de los magistrados para quitarle al PRI el triunfo municipal, la primera de ellas fue la inegibilidad del candidato, David Sánchez Isidoro condenado por el delito de desacato, al negarse a pagar por 12 ocasiones un ludo laboral cuando fue alcalde en la administración 2013-2015, cuya sentencia fue de tres años y meses a la cárcel, pero que fue conmutada por el mismo tiempo a trabajo social. El hecho propició que los magistrados, Marcela Fernández y Juan Carlos Silva consideraran que no cumplía con los requisitos para ser candidato, concretamente el de “probidad”.

Otro de los argumentos que llevó a entregarle el triunfo a la coalición “Juntos Haremos Historia” y a su candidato Darwin Eslava fueron las irregularidades que se presentaron en algunas casillas, que finalmente llevaron a su anulación y también a la modificación de los resultados finales.

El tercer elemento señaló que la coalición “Juntos Haremos Historia” no tuvo acceso a las copias certificadas de las actas de escrutinio, pese a solicitarlas en varias ocasiones al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) lo que influyó en su adecuada defensa jurídica.

El magistrado, Alejandro Avante se mostró en desacuerdo con la resolución, pues consideró que el priiista había cumplido su sentencia por tanto no había motivo para considerarlo o enelegible, y en general dijo estar en desacuerdo con el proyecto, por lo que la resolución se dio con dos votos a favor y uno en contra.

Caso Atlautla

Donde los magistrados estuvieron en total acuerdo fue en sancionar y sentar precedente para que la violencia política en razón de género no se normalice.

Acordaron que en el caso Atlautla, el hecho de pintar barda en lugares estratégicos para denostar a la candidata priísta, Carmen Carreño, algunas incluso amenazando su vida influyeron en los resultados de la elección.

No obstante ello, nunca se declararon medidas cautelares o bien se sancionó al responsable de la propaganda que dañó la imagen de la candidata, y desde el punto de vista de los magistrados a todas las mujeres, además de propiciar que se inhiba la participación de las mujeres en la política, por temor de ser víctimas de este tipo de violencia.

Ante ello fue que decidieron sentar un precedente para sancionar la violencia política en razón de género con la anulación de la elección, esperando que con esto se evite en el futuro normalizarla y ocuparla como un recurso en la campañas electorales.