Tambalea coalición PRI-PAN-PRD en C. Izcalli y V. de Bravo

La coalición “Va por el Estado de México” integrada por los partidos PRI, PAN y PRD enfrentará un panorama adverso tras la salida de dos de sus candidatas a las alcaldías Karina Fiesco de Cuautitlán Izcalli y Zudikey Rodríguez de Valle de Bravo, la primera tras dar a conocer qué resultó positiva su prueba de COVID-19 y la segunda presumiblemente amenazada por el crimen organizado.

Faltando dos semanas para concluir la jornada electoral, y las aspirantes suspendieron actos públicos y recorridos, y mantuvieron comunicación a través de sus redes sociales.

Fue Karina Fiesco, candidata a la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli, quien causó controversia; por la mañana anunció y publicó que era positiva al virus del COVID-19, por lo que se retiraría de actividades presenciales.

Horas después, publicó un video asegurando que no se le permitió asistir -vía zoom- a un debate organizado por medios locales, por lo que acudió al lugar quedándose en su vehículo, ante sus simpatizantes, reprochando la falta de empatía de los otros candidatos, es de aclarar que al encuentro tampoco asistió el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Daniel Serrano.

En Valle de Bravo la candidata a la alcaldía, Zudikey Rodríguez, a través de un mensaje en redes sociales aseguró que estaba bien, ello, tras dos días sin reportar actividades en las calles y que el periódico “El Financiero” publicara dos columnas donde se insinuaba que la aspirante había sido amenazada por el crimen organizado para bajarse de la contienda.

En su publicación la candidata no entra en detalles sobre las supuestas amenazas, tampoco dice si continuará o no haciendo campaña.

Finalmente esta semana la candidata a la alcaldía de Naucalpan, Angélica Moya reanudó sus actividades de campaña, ello tras anunciar que se encontraba enferma, sin desmentir que se tratara de COVID-19.