Vacío, el primer informe de «El Profe» Zamora

0
7

La sesión solemne de Cabildo que serviría para que el alcalde de Toluca, Fernando Zamora Morales rindiera cuentas ante la ciudadanía se convirtió en un acto exclusivo para acarreados y trabajadores del gobierno municipal de Toluca.

El evento inició con la proyección de un video que mantuvo a todos los presentes inmersos en las imágenes de fragmentos de eventos en colonias, testimonios ciudadanos, aplausos y “millones de pesos invertidos para miles de beneficiados”, como dogma.

No se habló sobre el conflicto sin resolver en Tlacotepec o los 50 millones de pesos en obra pública que se niega a pagar el alcalde Zamora, o los miles de baches qué hay en la ciudad, tampoco sobre la percepción de inseguridad que, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el INEGI señala el 80% de los toluqueños se sienten inseguros y mucho menos de los «moches» por juicios laborales.

El alcalde Zamora Morales tuvo tropiezos verbales durante su discurso, incluso, hubo momentos donde la ausencia de claridad entre lo que se leyó y lo que dijo generó silencios.

Aproximadamente en dos horas, el presidente municipal, Fernando Zamora, después de agradecer sus aportaciones al Obispo de Toluca, Chavolla Ramos, insinuó que «todo va bien» ante acarreados, personal del ayuntamiento y alta burocracia.

La estrategia de acarreo de personas fue documentada a través de videos y fotografías, ésta se llevó a cabo con la colaboración de autoridades auxiliares, quienes se encargaron de convocar, pasar lista y distribuir alimentos a los acarreados.

Contingentes de auto denominados «comerciantes», llegaron caminando hasta las calles aledañas al Teatro Morelos, una vez en el lugar, estas personas se encargaron de sofocar, a empujones y gritos, cualquier protesta o consigna en contra del presidente municipal Zamora Morales y su informe.