Chimalhuacán: foco rojo electoral, advierten morenistas

0
80

Fue «levantado», torturado física y psicológicamente por dos horas, después lo presentaron ante el Ministerio Público para imputarle cargos de asalto con violencia, todo porque traía un chaleco del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y estaba realizando activismo político en Chimalhuacán.

Gustavo Hernández Flores, militó durante algunos años con la organización Antorcha Campesina, operaba políticamente para este grupo en el municipio de Chimalhuacán de donde es originario y la gran mayoría de los vecinos lo conocía; para estos comicios el joven decide apoyar a MORENA y comienza a realizar brigadas informativas para alentar el voto, junto con otras 14 personas.

El 19 de abril Hernández Flores y otros morenistas fueron amedrentados por promover a la candidata, Delfina Gómez Álvarez, está acción molestó a integrantes de la organización Antorcha Campesina, quienes buscaron confrontarse, sin embargo, la brigada de Morena se retiró a un domicilio particular en la colonia Palmas para almorzar, huyendo de la violencia.

Minutos después los antorchistas, liderados Gerardo Ramírez Alcántara llegaron al lugar y amenazaron con linchar a los militantes de MORENA si confiaban promoviendo a su candidata, ante la falta de respuesta saltaron una barda y con lujo de violencia sacaron a Gustavo Hernández y lo trasladaron a una bodega, donde fue golpeado y amenazado con hacerle daño a su familia, simplemente por cambiarse de partido.

Dos horas después, el grupo decide entregarlo a la policía mu