Firma Josefina compromisos con asociaciones eclesiásticas

0
9

Josefina Vázquez Mota, candidata de Acción Nacional (PAN) a gobernadora del Estado de México también le dijo “no” a la despenalización del aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo, así lo manifestó al firmar “El Compromiso por la Vida, la Familia y la Libertad Religiosa” con distintas asociaciones eclesiásticas.

Un par de horas antes, el candidato del Revolucionario Institucional (PRI), Alfredo del Mazo fue cuestionado sobre estos temas, que en la entidad, la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travestí e Intersexual (LGBTTTI) llevan 10 años tratando de impulsar temas de prioridad como la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, la adopción para parejas homoparentales; la respuesta del priísta en contra de estos temas y a favor de la familia.

Por la mañana de este jueves Vázquez Mota sostuvo una reunión con autoridades religiosas y también dejó clara su postura sobre estos temas, concretamente al firmar varios compromisos con la comunidad religiosa.

Entre ellos el respeto y la defensa de la vida como un derecho fundamental que debe ser tutelado desde el momento de la Concepción y hasta la muerte natural, es decir un “no” definitivo a despenalizar el aborto.

El reconocimiento del matrimonio como el compromiso que crea un vinculo fundamental de la familia; el fortalecimiento de la familia por ser la base y el sustento de la sociedad.

El acuerdo firmado por la panista respalda temas que organizaciones como el Frente en Defensa de la Familia ha colocado en discusión, como se recordará está organización no reconoce como familia a las madres o padres solteros, o bien aquellas formadas por los abuelos, tíos, se limita a señalar a las familias nucleares (papá, mamá e hijos).

El acuerdo también se compromete a cuestiones de educación, ya que muchos grupos religiosos se han pronunciado en contra de que en las escuelas se les hable de diversidad sexual.

El derecho de las niñas y los niños de vivir en una familia y ser amados, protegidos y respetados; El derecho de los padres de familia de elegir y decir sobre la educación de sus hijos.

El impulso a una educación fundamentada en virtudes que coadyuven de mejores personas y mejores ciudadanos; y finalmente el derecho fundamental del ser humano a la libertad religiosa comprometiéndose a la creación de un área dentro del gobierno para atender asuntos religiosos.