Comedor legislativo “bajo la lupa” de Coprisem por intoxicación masiva

La Comisión para la Prevención contra Riesgo Sanitarios del Estado de México (Coprisem) aún no concluyen las investigaciones en el caso de los 100 trabajadores de la Cámara de Diputados del Estado de México que se enfermaron de gastroenteritis, hace un mes; el consumo de alimentos en descomposición dentro del comedor legislativo es una de las líneas de investigación.

La institución dio a conocer que a los empleados se les aplicará el protocolo “Árbol de Fallas” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para detectar que fue lo que comieron y dónde, generándoles severos malestares.

Miguel Ángel Ordóñez, titular de la COPRISEM reveló que la ingesta de un alimento en mal estado continúa siendo la principal línea de investigación, por lo que no se descarta sanción alguna para la empresa que opera el comedor del Poder Legislativo.

La próxima semana continuarán con las entrevistas de las víctimas de intoxicación, pues la primera verificación hecha por personal de la COPRISEM no arrojó ningún anomalía en la preparación de los alimentos, agua potable y de red de tubería.

Comentarios