Usurpa hijo de regidora funciones para promover su imagen

Mario Cardoso, hijo de María Esther Cardoso Sánchez décimo sexta regidora de Toluca y representante del partido del Trabajo (PT) usurpa las funciones de la edil y utiliza recursos públicos para promover su imagen política; durante los últimos seis meses de administración es el petista quien protagoniza todos los eventos de la regiduría dejando de lado a su madre, la edil electa.

A través de un perfil de Facebook, Mario Cardoso promueve todas las acciones que hace para “apoyar” a personas de escasos recursos a las que le pide posen con un cartel de agradecimiento que tiene su nombre, para promover su “carrera política”.

Las acciones de Mario Cardoso son también una muestra de violencia política, producto de la reforma electoral que obligó a los partidos políticos a postular a mujeres para el 50% de los cargos, lo que se le conoció como paridad horizontal.

*Violencia Política

Santiago Nieto Castillo, titular de Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPAADE), quien escribió un libro sobre el caso, describe a la violencia política como: “Cualquier acto que menoscabe o limite el ejercicio de los derechos políticos o el acceso a un cargo público, así como la posibilidad de ejercerlo libremente, ya es un caso de violencia de política de género.

Añade, en el 2012 se observaron a las llamadas “juanitas”, mujeres que llegaron al Congreso de la Unión, e inmediatamente pidieron licencia para separarse de su cargo, permitiendo que los hombres que eran sus suplentes ejerciera las funciones.

Para el 2014 con la Reforma Electoral donde se establece el principio de paridad, dijo, el problema se empieza a visibilizar más; dos años antes sólo se reportaron 2 casos de violencia política, para las pasadas elecciones sumaron 38 las denuncias.

María Esther Cardoso Sánchez es la prestanombres de su hijo ya que en la práctica Mario Cardoso es quien realiza las funciones operativas, tal como lo muestran las fotografías; y la regidora sólo se presenta en las sesiones de Cabildo y los días de quincena para cobrar los 101 mil 217 pesos de salario bruto, gracias al aumento que se aprobaron los ediles a principios de año.

Hasta el momento se desconoce si Mario Cardoso trabaja en la regiduría, de ser así, estaría cometiendo otro delito, el de nepotismo. La justificación del joven pestista es que es militante activo que busca posicionar a su partido dentro de Toluca, pero no tiene carrera alguna dentro de la estructura organizacional del PT.

Comentarios