Alcalde detrás de la destitución de delegado en Tlacotepec

Javier Salas Bolaños, delegado de Tlacotepec

Javier Salas Bolaños, delegado de Tlacotepec acusó al alcalde, Fernando Zamora Morales de fraguar su destitución como autoridad auxiliar, debido a que no es simpatizante priísta y no permite que personas afines a la administración tomen el control de pozo de agua de la comunidad.

Días atrás la policía municipal y estatal rescataron al Delegado de ser linchado por cientos de habitantes del pueblo, quienes exigían su renuncia, argumentando que es muy grosero y ocupó por más de 20 años la representación de comisarías o ejidal; ante la situación en una hoja en blanco firmó su renuncia, sólo así se dispersó la manifestación.

Salas Bolaños acudió este miércoles al ayuntamiento a notificarle al alcalde, Fernando Zamora que no piensa renunciar a ser el Delgado de Tlacotepec, a pesar de que está alentando a las personas a generar violencia para que lo quieren.

“El triunfo de mi planilla fue avalado por la Comisión Electoral que conformó el propio Cabildo, es legítimo; el alcalde dijo que no éramos de su partido pero que iba a trabajar con nosotros y no cumplió, le pedimos que sus colaboradores y regidores dejen de meter las manos en Santiago Tlacotepec”, expresó.

La renuncia que firmó –dijo- fue producto de la presión que sintió al ver que durante la manifestación para sacarlo; su hermana y sobrino fueron secuestrados por los pobladores, por eso lo hizo, pero realmente no pretende renunciar.

Pidió al Cabildo respetar los resultados de las elecciones de autoridades auxiliares, pues para él, el tema es político y no se debe al descontento de la ciudadanía, como argumenta el alcalde.

Comentarios