PAN e Iglesia insisten en echar abajo bodas gay

Respaldado por el partido Acción Nacional (PAN), el sacerdote, Daniel Medina Pech de la Diócesis de Toluca retó al rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García a un debate sobre el matrimonio igualitario, debido que el universitario sigue firme en apoyar la reforma al Código civil del estado que permitiría legalizar estas uniones entre personas del mismo sexo.

Para la iglesia no basta con que los diputados mexiquenses pospusieran el tema de la legalización de los matrimonios entre personas del mismos sexo de manera indefinida, ahora buscan legitimar su posición a través de la UAEM, solicitándole un debate al rector.

Acompañado de Moisés Díaz Salazar, quien hace un año buscó convertirse en el candidato a la alcaldía de Toluca por el PAN, así como el psicólogo, José Garza del Río, así como de María Esther Cejudo Álvarez quien participa en organizaciones en pro de la familia, el sacerdote dejó claro que no cederán en el tema, y estarán buscando espacios públicos para fijar su postura en contra de estas uniones.

“Los dirigentes de la iglesia católica, pero sobre todo creyentes en general tienen la obligación y el derecho de participar en política porque son un actor fundamental en la sociedad, por lo que su opinión debe ser tomada en cuenta en el debate público desencadenado por las iniciativas de ley presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto y gobernador Eruviel Ávila Villegas, las cuales no sólo buscan legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino también adecuar reglamentos para que se eduque con ideología de género”, expresó.

Reiteró que la Iglesia estará buscando a los diputados para discutir el tema, y que ya buscó al rector de la UAEM, Jorge Olvera García, y al propio gobernador, Eruviel Ávila Villegas para fijar su postura, y la de miles de feligreses, aseguró.

“Ninguna ley puede ir contra la razón, ni contra la mayoría de las personas, ni contra la naturaleza del ser humano, de la mujer y hombre. Se están equivocando al proponer leyes que van contra la mayoría de los mexicanos y familias en general”, expresó.

Explicó que en aquellos sistemas democráticos donde los gobernantes empiezan a actuar contra el pueblo, contra las mayorías, la sociedad puede tomar la decisión de destituirlos del cargo como ya paso en Brasil, ejemplificó.

Aseguró que la iglesia católica siempre ha apoyado a los homosexuales y personas que tienen preferencias sexuales distintas a las de la mayoría, sobre todo a aquellos que son portadores del virus VIH-SIDA, no así a la homosexualidad.

Comentarios