Piden voto de silencio a iglesia en temas gay

Jorge Leonardo Espinoza López, secretario de Diversidad e Inclusión del Comité Ejecutivo Municipal del partido de la Revolución Democrática (PRD) pidió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) exhorte a las autoridades eclesiásticas a no intervenir en la discusión de la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, evitar los mensajes de odio contra los gays asegurando que “no dejarán que el mal gane”, que pudieran desencadenar crímenes de odio, y a los legisladores a no retrasar más el tema por este tipo de presiones.

Para el perredista es necesario que la CODHEM se pronuncie sobre las marchas y presión que ejerció el obispo, Francisco Javier Chavolla, horas antes de la discusión que sostendrían los legisladores mexiquenses sobre el tema.

La institución, garante de las garantías individuales, anteriormente mostró su respaldo al matrimonio igualitario, al igual que otras instancias como la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por ello envió un exhorto al Congreso mexiquense para no atrasar más la discusión de la reforma al Código Civil; pocas semanas después el presidente de México, Enrique Peña Nieto se pronunció a favor de permitir estas uniones en todo el país.

Sin embargo en el Estado de México la iglesia, y algunos actores políticos del partido Acción Nacional (PAN) salieron a las calles, en pleno uso de su libertad de expresión, la cual fue utilizada para incitar al “odio” hacia la comunidad gay, particularmente el mensaje expuesto por el obispo, dado en “La Alameda” es una muestra de ello.

“Las iglesias católicas, evangélicas y cristianas han realizado declaraciones públicas, más allá de chocantes y ofensivas, manejan un doble discurso que termina incitando al odio hacia la comunidad LGBTI, iniciaron una cruzada contra el matrimonio igualitario que abarca desde la defensa de la familia, hasta el uso de medios de comunicación, manifestaciones e incluso el cabildeo ante legisladores para impedirla”, comentó.

Con esta actitud, las autoridades eclesiásticas están interviniendo en asuntos políticos con lo cual se violan varios artículos de la Constitución, buscando revertir y bloquear las iniciativas a favor de nuestra población.

Espinoza López recordó que los ministros de culto están obligados a respetar los mandatos de la Constitución, el último párrafo del artículo 1 dice: queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el genero, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Para el perredista es importante que la CODHEM se pronuncie sobre estos hechos, y reitere el apoyo dado al matrimonio igualitario, exhortando nuevamente a la legislatura a que se discuta el tema respetando la laicidad del estado, así como asegurando el respeto a los derechos humanos de todos los mexiquenses.

Comentarios