Día del niño… ¡nada que festejar!

De los 22.4 millones de adolescentes que viven en México, el 50% vive en condiciones de pobreza

En México las y los adolescentes continúan siendo una población excluida que enfrenta retos derivados de la pobreza, la desigualdad, la discriminación y la falta de oportunidades para el desarrollo, afirmó la organización Save the Children durante el lanzamiento de su campaña global Hasta el Último Niño y Niña.

De acuerdo con la organización, la lucha contra la pobreza extrema no beneficia a las niñas, niños y adolescentes que más lo necesitan; factores como el lugar en donde viven, su género o su origen étnico aún influyen en sus oportunidades de desarrollo.

Por estas razones la nueva campaña global de Save the Children se enfocará los próximos tres años en terminar con la exclusión en la que viven las niñas, niños y adolescentes más vulnerables en todo el mundo.

De los 22.4 millones de adolescentes que viven en México, el 50% vive en condiciones de pobreza; de ellos 11% vive en pobreza extrema, lo que los hace un grupo excluido.
Respecto a su salud sexual y reproductiva, aunque el 80% tiene conocimientos sobre el uso del condón, sólo el 47.8% reporta haberlo utilizado en su última relación sexual. Además, en los últimos años los índices de embarazo adolescente han aumentado; siendo de las principales causas de la deserción escolar entre las mujeres adolescentes.

Solo 54% de las y los adolescentes de 15 a 19 años están inscritos en el sistema educativo, es el promedio más bajo entre los países de la OCDE.

Otros datos que nos dan un panorama de las condiciones en las que se están desarrollando estos aún niños es que solo 86% de la población de 12 a 14 años de edad tienen la primaria completa y 76% de los de 15 a 17 años cuentan con la secundaria terminada.

La educación es un factor de suma importancia para los adolescentes, peor aún, el pertenecer a alguna etnia complica más su desarrollo, se registra que sólo el 65% de quienes viven en hogares indígenas completó su educación secundaria, frente a 78% de quienes viven en hogares no indígenas.

Sobre el aprendizaje aún hay retos: entre las y los alumnos de 15 años de edad 55% no alcanzan el nivel de competencias básico en matemáticas, 41% no lo alcanza en lectura y 47% no lo alcanza en ciencias.

La combinación tóxica de la pobreza y la discriminación les está llevando a tomar una serie de decisiones que afecta de manera negativa sus oportunidades presentes y futuras, así como el ejercicio pleno de sus derechos.

“Nuestra investigación nos ha presentado un panorama preocupante para la adolescencia en el país, en particular respecto al embarazo adolescente, una situación que, al mismo tiempo, deriva y es causa del incumplimiento de sus derechos humanos”, afirmó María Josefina Menéndez, Directora Ejecutiva de Save the Children en México.

En este sentido, Save the Children trabajará para asegurar que las políticas públicas y programas sociales que están enfocadas a la adolescencia cuenten con un financiamiento justo, que reconozca la integridad del desarrollo de las y los adolescentes.

El programa se asegurará de la existencia de leyes y políticas públicas que eliminen las barreras discriminatorias en los servicios de salud y en la educación, garantizando que estos sean accesibles; además promoverá la implementación de campañas públicas para transformar normas y comportamientos que afecten sus derechos.

Apostará por mejorar la trasparencia y rendición de cuentas, impulsando mayor investigación de datos que facilite el estudio y solución de raíz de las problemáticas que enfrentan los menores, promoviendo y vigilando que los presupuestos públicos se ejecuten efectivamente e impulsando la gobernanza en todos los niveles.

Es momento que estos grupos excluidos sean escuchados por los tomadores de decisiones, que se asegure su participación y que las leyes, políticas públicas y financiamientos trabajen efectivamente por sus derechos.

Comentarios