“Los derechos no se negocian”

Los malditos prejuicios
"Nosotros también pagamos impuestos", destaca el autor.

Legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo con posibilidad de adopción se ha politizado, sostiene el autor del libro Familias Homoparentales en México, José Antonio Medina Trejo.

La legalización de los matrimonios gays en el Estado de México no debería someterse a consulta o referéndum, porque simplemente se trata de reconocer los derechos que tiene un sector de la sociedad, aunque minoritario, ellos también aportan a la economía y pagan sus impuestos por lo que no deberían ser discriminados, afirmó Medina Trejo.

“Vivimos en un México desigual en el que hay algunos estados del país donde se respira cierta tolerancia y libertad, pero en la mayoría; hoy un ejemplo de respeto a los desechos de la comunidad gay es la Ciudad de México no sólo podemos casarnos, también podemos adoptar, y para algunas parejas esto es maravilloso, se tiene una estadística de que 6 mil parejas contrajeron matrimonio en esta ciudad”, resaltó Medina Trejo.

Para el autor y miembro de la comunidad LGBTT, la falta de información que muestran los diputados mexiquenses es uno de los mayores factores que afectan la aprobación de la reforma al Código civil que permitiría el matrimonio igualitario en el territorio, mostrando un trato discriminatorio para un sector que representa más del 10% de la población.

“Para estos temas, que el gobierno y los políticos se oponen a discutir, a aceptar la tesis de la Suprema Corte de Justicia que obliga homologar los códigos en todos los estados, más aún contravienen lo que dice el artículo 1 constitucional, por qué por falta de información y la falta de voluntad política es lo que hoy hace diferente al Estado de México de la Ciudad de México a pesar de su cercanía, allá si existe un pleno derecho a las garantías individuales”, expresó.

Reprochó la actitud de los legisladores mexiquenses por evitar defender los derechos de un sector ciudadano, por lo que amenazó con enviarles una copia de su libro para que se informe sobre el tema, además que al tratarse de otro tema como el cobro de impuestos, en eso sí se aplica la igualdad y no le hace el feo al “dinero rosa”.

Yo creo, dijo, que hoy quienes tienen el poder de decisión tienen la falsa idea de que la sociedad no está preparada para estos temas, y de legalizar el matrimonio tendría un enorme costo político, algo completamente falso; lo único que se está provocando es darle un tinte partidista al tema, porque como es el PRD quien “liderea” el tema, los otros partidos no lo ven bien, incluyendo a MORENA y se sacan ideas decimonónica de pedir que los derechos sean sometidos a consultas, la mayoría no tiene porque decidir sobre las garantías individuales, sobre obras y otros temas sí, pero en cuestión de derechos no.

Comentarios